En medio de la presentación de Susana Gutiérrez como director técnico de Atlas; el vicepresidente del club Alberto de la Torre, manifestó la versión del equipo con respecto a la jugadora Alicia Cervantes.

“En la Liga femenil había un tope salarial, mismo que en su momento tuvimos que aceptar. Todas las integrantes del plantel, las 34 lo aceptaron y realmente era una ayuda económica. Cambiaron las reglas en noviembre y con mucha insistencia de Gustavo Guzmán y Grupo Azteca, dentro de las reuniones de la Liga, se trató que se les pudiera pagar más a todas las jugadoras. Cambiaron los términos y ya es otro tope salarial, ya puede haber sueldos mayores. Nosotros de todas formas teníamos en su momento un aumento de sueldo para todas ellas por órdenes de la presidencia y del grupo y estaba para darse iniciando el año.

“Lo que pasó con Alicia fue que no quiso esperar a que llegara el aumento porque ella no estaba de acuerdo en lo que estaba ganando. El aumento venía. A nosotros duele mucho que nuestra goleadora se vaya por dinero y al final del día, es una de las razones, pero no son todas razones por las que ella en su momento se separó del equipo, pero nosotros le abrimos las puertas nuevamente”, expuso De la Torre.

Además, mencionó que la delantera tiene contrato vigente y que Albert Espigares, director de fuerzas básicas del club y Rafa Márquez como capitán del primer equipo, han mantenido