Ni por que tomó todas las precauciones debidas antes de intentar cruzar la carretera, un ciclista pudo evitar su muerte, esto luego de que se convirtió en una “víctima colateral” del choque entre una camioneta y un autobús, en hechos sucedidos ayer, martes, sobre la lateral de la carretera Celaya-Salvatierra, cerca de la desviación a Cañones.

Los hechos se suscitaron pasadas las 12 horas, cuando Francisco, de 54 años de edad, bajó de su bicicleta y se quedó parado sobre el acotamiento carretero, esperando una oportunidad para cruzar, la que nunca llegó para él.

Simultáneamente, circulaba sobre el tramo mencionado una camioneta tipo Van de color blanco y que era tripulada por dos personas, e iba en dirección a Salvatierra, pero, aparentemente debido a una falla mecánica (según versión extraoficial), chocó primero contra la parte posterior izquierda de un camión de pasajeros.

La persona que conducía la camioneta, en un intento desesperado por evitarse más daño, “volanteó” pero sólo consiguió perder el control total de su vehículo y con ella embistió al ciclista, que estaba parado esperando, y lo arrastró.

Francisco pereció casi instantáneamente en el lugar del accidente, mientras que los ocupantes de la camioneta tipo Van, cuyos datos generales no se revelaron, también quedaron lesionados. Los daños materiales también fueron cuantiosos.