“Estaremos apretando” en el DIF para que se redoblen las acciones para prevenir el abuso contra menores, afirmó el regidor Gilberto López Jiménez, en su carácter de secretario de la Comisión del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia.

Lo anterior luego de que salió a la luz pública el caso de una mujer que tenía esposado a su hijo de 7 años a un arbusto en el camellón ubicado sobre el bulevar Clouthier y Juan Alonso de Torres.

Dijo que aunque desconocía los datos de este abuso, comentó que va a estar al pendiente de la situación, “de manera puntual me estaré informando el día de hoy (ayer) y estaremos protegiendo y velando sus derechos (del infante), eso es prioritario para nosotros”.

Expuso el regidor que el DIF ha estado haciendo trabajo social y les están pidiendo a los niños que no pueden estar en los cruceros, por su seguridad.

El trabajador social platica con los niños, los lleva a sus domicilios y platican con los padres sobre cuáles son los derechos de los menores, qué pueden y que no pueden hacer y no arriesgarlos o exponerlos, “que al final es un peligro latente en el que los tienen”.

“No tenía conocimiento (del menor esposado) pero sí es un tema delicado y estaremos apretando en el Sistema DIF para que se siga previniendo y no sucedan cosas como éstas”, aseguró.

SANCIONES ENÉRGICAS

López Jiménez consideró que es necesario sanciones más enérgicas para los padres que exponen a sus hijos, que se pudiera encuadrar el tipo de delito y se dé parte al Ministerio Público para que se abra una carpeta de investigación y se juzgue lo que por derecho proceda.

Agregó el edil que va a solicitar que este tema se retome en la comisión de Derechos Humanos, ya que “independientemente de la necesidad que exista dentro su familia (del infante esposado) no es argumento para explotar a un niño y menos en una vialidad, el menor debe estar en la escuela y en su casa aprendiendo valores”.