Un joven duró alrededor de dos horas y media en la parte alta de un árbol ubicado en la colonia Killian, desde donde amenazaba con lanzarse.

Aarón, de 27 años, originario de Chihuahua amaneció en la marquesina de una casa ubicada en la calle Zacatepec casi esquina con la avenida La Luz, en la colonia mencionada, a tan sólo unos cuantos pasos de la Central Camionera.

Al ser descubierto por los moradores de la vivienda trepó al frondoso árbol que se ubica sobre la banqueta y les dijo que se quería lanzar desde ahí.

En ese momento las personas realizaron el reporte al Sistema de Emergencias 911, por lo que pocos minutos después llegaron al lugar elementos de diferentes cuerpos de seguridad.

Momentos de tensión se vivieron durante más de dos horas.

Vecinos, transeúntes y rescatistas estuvieron a la expectativa por varios minutos, pero con el paso del tiempo personas inconformes calificaron el hecho como un teatro de parte del sujeto.

Elementos de Policía Municipal y rescatistas de Protección Civil y del Cuerpo de Bomberos buscaban de una o de otra manera hacer desistir al hombre de su supuesto intento por lanzarse, pero no lo lograban.

Ya que las unidades que llegaban no contaban con el equipo necesario se pidió el apoyo del camión de bomberos con la escalera más grande para poder llegar hasta donde estaba el hombre.

Una vez colocada la escalera, un valiente y joven policía de nombre Ismael Mejía Torres, de 24 años y con cuatro años de servicio en la corporación, tomo la decisión de trepar por las ramas y acercarse, pero al verlo Aarón escaló más alto.

Algunas cuerdas tuvieron que ser atadas a la rama que sostenía al frustrado escapista y con fuerza fueron inclinadas y tronadas hacia la azotea de la vivienda donde todos los rescatistas que estaban en el lugar lo sometieron a la fuerza y lo pusieron a salvo.

Durante todo el tiempo de rescate en la parte baja del árbol sobre la banqueta, estuvieron cuatro integrantes de Protección Civil con una cobija verde extendida por si Aarón se precipitaba al vacío.

Una vez a salvo y asegurado, Aarón fue bajado por las escaleras y subido a una patrulla de la Policía Municipal.