La inseguridad y la violencia entre la bandas criminales en el estado de Michoacán, la tierra del aguacate, han impedido que la fruta llegue a los diferentes estados, ahora el que se consume es el de Jalisco, uno de menor calidad.

“Algunos productores michoacanos han intentado sacar el fruto y venderlo ellos mismos, sin embargo, los bloqueos están a la orden del día”, refirió Juan José González, comerciante en el Descargue Estrella.

“Venían algunos productores de aguacate a vendernos, pero nos dicen que no pueden salir con el aguacate, porque se ha convertido en oro verde para los delincuentes”.

Los comerciantes indicaron que, hace unos meses, los propios dueños de huertas en Michoacán llegaron a ofrecerles aguacate, ante lo complicado que es llegar a dicha entidad por los conflictos de violencia que se registran.

“Duraron unos seis meses viniendo vendedores de Michoacán, y eso ayudó a que nosotros pudiéramos dar el aguacate más barato, pero ya no volvieron a venir, y cada vez es más complicado conseguirlo a buen precio”, dijo el comerciante José Eugenio Ibarra.

El comerciante narró lo complicado que es llegar a Apatzingán, Michoacán, la tierra del aguacante y del limón.

En algunos puestos el aguacate se vende desde los 40, 50 y hasta 60 pesos, donde la calidad varía dependiendo del precio; aunque se ofrece otro de menor calidad, de 25 y 30 pesos.

Los comerciantes coincidiron en que el aguacate de Jalisco sabe diferente, pero ante la demanda y que se ofrezca a mejor precio, los negocios han optado por el de esta entidad

ORO VERDE

El aguacate mexicano se hizo tan popular en la Unión Americana, que en el país se queda el de menor calidad y caro; y a Estados Unidos se exportan los mejores frutos.

Los comerciantes en la ciudad coincidieron en que el aguacate en el país ha dejado de ser rentable, por es adquirido a un precio alto, y en malas condiciones.

“Este aguacate que dejan en México es el que ya no quieren los gringos; a EU mandan el mejor, y nos dejan el más feo y además caro”, apuntó.

Las amas de casa hacen comparativos y compran a penas medios y cuartos kilogramos ante la carestía.

EL PREFERIDO DEL SUPER BOWL

Los precios del ingrediente estrella del guacamole, platillo insignia de muchas celebraciones como el 5 de Mayo y los partidos del Super Bowl en los Estados Unidos, se duplicaron en lo que va del año y alcanzaron niveles récord.

La caja de 10 kilos del aguacate Hass procedente de Michoacán, se vende en 550 pesos, lo cual representa un incremento de 120% respecto al precio de diciembre, cuando la misma caja se vendía en 250 pesos, según cifras de Bloomberg.

El viaje del aguacate hacia el cielo se aceleró en abril del año pasado, pues pasó de 400 pesos por caja a los 550, su mayor precio desde los datos disponibles.

Los elevados precios coinciden con un alta demanda en países como EU, donde se consume por la comunidad hispana en las festividades de ese país, ya que sale aflore la mexicanidad.

Tan sólo en 2016, se exportaron 116,394 toneladas de aguacate a EU para las fiestas del 5 de Mayo, de acuerdo con la Asociación de Productores y Empacadores de Aguacate de México (APEAM).

México es uno de los más grandes productores y exportadores de aguacates en el mundo.

En esta ciudad se vende de 35 pesos hasta los 80 pesos, según la calidad del fruto. Sin embargo, más de alguno saldrá en mal estado.