Esta mañana unas veinte patrullas de la Policía Preventiva hicieron fila frente a la Gasolinera de la Calle Trigo y López Mateos, en donde cargaron combustible.

La inusual escena fue observada por múltiples ciudadanos, algunos de los cuales gritaron en tono de broma: “¡A la fila!”, “¡a la fila!”.

Lo cierto es que, hay conciencia social que las unidades emergencias tienen prioridad, ante la crisis por desabasto de gasolina que vive León y otros municipios del Estado.